Saltar al contenido
Construempresas

MIEDOS

octubre 17, 2017
miedos de un emprendedor o contratista

Miedos Ocultos de un Emprendedor

El miedo es algo inherente a un Emprendedor. Se dispara frente a lo desconocido, ante ese proyecto empresarial que quieres poner en marcha. Tu sueño. Pero también se puede convivir con él sin que bloquee tu emprendimiento.

1.Miedo al fracaso

Este podría ser el miedo mas típico del emprendedor: el miedo a fracasar, a que no salga adelante el proyecto, a equivocarse en el rumbo. Este fracaso se manifiesta de muchas maneras, en mi caso personal, sentía miedo al saber que el servicio no era del agrado del cliente, o que no conseguiría los recursos y la financiación necesaria para suplir mis necesidades básicas.

Cómo vencerlo: Intente compensar ese miedo estudiando los servicios y productos que ofrecía de una manera mas profesional, cada dia que pasaba entendía un poco mas …. que de cada fracaso había una oportunidad de aprendizaje. Me concentré en aprender de cada error cometido y en mejorar mis estrategias de operaciones, explica Johanna Henao Fundadora Construempresas Centro Empresarial

2.Miedo a fallarle a la gente que ha confiado en ti

Este es un miedo también muy extendido entre el emprendedor: la sensación de culpa ante la posibilidad de que si las cosas no van como tienes pensado, vas a poner en peligro la seguridad o los ahorros de inversores, clientes o empleados.

Cómo vencerlo: “Tener un familiar Cofundador te ayuda a gestionar la montaña rusa emocional del emprendedor”, afirma Johanna Henao– Fundadora Construempresas. Y si no lo tienes, intenta desahogarte con otros emprendedores conocidos que puedan aportarte puntos de vista diferentes. En cualquier caso, no está de más que te plantees que las personas que trabajan contigo son personas adultas que voluntariamente han decidido arriesgarse a entrar en tu empresa. Esa reflexión te ayuda a relativizar el miedo.

3.Miedo a delegar

Si hay una frase  que el emprendedor se repite, es ese de que nadie entiende el proyecto como él mismo, por eso uno de sus grandes temores es delegar en terceras personas, algo imprescindible para poder impulsar el proyecto emprendedor.

Cómo vencerlo: ¨toma el riesgo y delega al menos una tarea de la cual tu pienses y consideres que puedes hacer como emprendedor… encontrarás un alivio enorme en tiempo, trabajo y productividad. Cuando aprendí a delegar, no solo entendí que existen personas con mas habilidades sino que también me confronte con la maravillosa  idea de tener mas tiempo libre y mayor tranquilidad, explica Johanna Henao.

4.Miedo a arriesgar el patrimonio personal

El temor a arruinarse es inherente a emprender, pero si esa situación puede afectar a tu patrimonio personal, el miedo puede convertirse en pánico. ¨Junto con mi esposo,  la única entrada económica es la de nuestra empresa, así que si el negocio falla, nuestra economía familiar enfrentaria una crisis financiera ineludiblemente triste¨  argumenta Johanna Henao. www.construempresas.com

Cómo vencerlo: La filosofía de ahorrar y aprender a ser buenos administradores es muy buena practica. “Mantenemos un control muy estricto de nuestros gastos, y generalmente nos reinventamos para lograr mayores ventas y esos ingresos adicionales logren ir cubriendo los costes iniciales, mientras logramos concentrarnos en vender, vender y vender”.

5.Miedo a lo desconocido

Llámese inseguridad, incertidumbre… La aversión al riesgo es uno de los frenos mentales más poderosos que existe en las personas y que, además, tiene una razón biológica: en el cerebro se activan hasta 24 áreas más ante una situación de resultado incierto que frente a otra claramente negativa. En nuestro caso, el miedo que aparece siempre  cuando empezamos un proyecto es a lo desconocido.  Cuando inicias un emprendimiento empresarial incluso en pareja no sabes lo que te vas a encontrar, los problemas financieros, el mercado objetivo, logistica… Tienes miedo a las situaciones desconocidas que pueden aparecer, absolutamente todo te inunda de miedo.

Cómo vencerlo: Los miedos se superan trabajando fuertemente cada dia y sobre todo actuando a pesar de que los estés sintiendo. Aunque creas que solo te pasa a ti, los miedos son los sentimientos mas comunes con los cuales debe lidiar un emprendedor o una emprendedora, pareciera que no se concentrara en ello y solo actuara en cumplir su objetivo sacando el liderazgo de sus venas.

6.Miedo a salir de la zona de confort

Emprender es siempre una aventura y, como tal, conlleva riesgos. Cuando me plantee arrancar con mi proyecto empresarial, yo tenía un trabajo estable como Jefe de Recursos Humanos en una empresa multinacional de Retail. Confiaba en mi idea de emprender, en tener negocios rentables,  pero no sé si por miedo o por responsabilidad, pensaba mucho en  como cubrir las deudas ademas me daba pánico renunciar a mi estatus profesional. Necesitaba creer que estaba haciendo lo correcto para mí y especialmente sin poner en riego mis finanzas.

Cómo vencerlo: “Hubo un momento en el que sentía que algo no estaba bien, quizás la idea de no ser dueña de mi tiempo, o la pasión y la confianza que tenía en mis ideas se volvía mas potente que el mismo miedo a salir de la zona de confort. Ademas no queria quedarme con la duda y el remordimiento de no saber si hubiera sido capaz. Una buena estrategia para vencer este temor es plantearse el desafío en termino de perdidas: analizando las muchas cosas que pierdo si me quedo como estoy. Johanna Henao  www.construempresas.com

7.Miedo a estropear la relación con tus socios

Las relaciones personales son siempre fuente de problemas, especialmente en el caso de los socios y máxime si estos son familia. Esa es, de hecho, la principal preocupación de Johanna Henao, cofundadora –junto a su esposo- Luis Escobar : “Mi principal miedo ha sido y sigue siendo la relación con mi esposo, ya que él es mi socio. Me preocupa que los problemas laborales se trasladen al hogar y con esto nuestra relación y, por extensión, la que mantenemos con nuestra hija se vea perjudicada”.

Cómo vencerlo: “Mantenemos normas como la de evitar hablar de trabajo delante de la familia; separar las opiniones sobre los asuntos domésticos de los laborales y, sobre todo, tener el mismo respeto que le tendríamos a un socio con el que no mantuviésemos una relación personal”. Cuanto más claras estén las condiciones, mucho mejor.. ahh y jamas olvidamos que la victoria en pareja se celebra de manera exponencial”

8.Miedo a no saber vender o negociar

Entre los muchos tipos de emprendedor que existen hay dos que se complementan muy bien: el que es muy bueno en el trato con los clientes y el que destaca en el desarrollo técnico. Cuando falla uno de los elementos, el proceso se resquebraja. Es “ Para una persona de formación técnica como yo, me daba vértigo el desarrollo de competencias comunicativas y de gestión, y no saber si vas a conseguir nuevos negocios ”.

Cómo vencerlo: “En mi caso, apoyándome en mi entorno y personas de confianza que saben más que tú y siempre están dispuestos a ayudar”. Efectivamente, esa es la clave: busca asesoramiento en quien sabe más y, si es posible, trata de integrar en tu equipo perfiles que complementen y cubran tus carencias.